domingo, 3 de diciembre de 2017

LA VIEJA GRANJA ABANDONADA

En muchas ocasiones... cuando salimos a las grandes extensiones de nuestros campos, nos encontramos viviendas, fincas o cortijos de otra epoca, abandonadas a su suerte viendo pasar el tiempo olvidadas en el camino.





















En esta ocasion... decidi perderme por la ribera de nuetro precioso rio Jarama... me llamaba la atencion el otoño... y la frondosidad que tienen las orillas de nuestros rios en esta epoca del año... esa manta de hoja caduca que se estiende alli donde el otoño hace su sentencia.










Sendas estrechas... con ese eco, resonancia o sonido especial que tienen esos bosques... donde el "chasquido" de una simple rama... repercute de forma contundente en el ambiente




Nos adentramos... entre troncos caidos... y rumbos entretenidos, con astucia y malabarismos al manillar... solo por adentranos mi azul y yo... en el templo, en el corazon del bosque... para ver y sentir de primera mano, las sensaciones de la arboleda de ribera




Sorprende ver un rio tan limpio... que a poco que asoma en la gran ciudad se torna oscuro y hediondo




Sabia de ella, dominaba su posicion... y era parte de mi rumbo, encontarnos como aquella vez que con un buen amigo se torno en sorpresa... hoy no seria fortuito




Cuando entro en castillos... esa sensacion de desamparo, abandono o soledad... no se proyecta de forma tan contundente... como cuando entro en estos entornos, supongo que sera que en estos son mas palpables el abandono mas reciente por las personas que alli vivieron... y eso te hace percibir señales que en los castillos o fortalezas por el tiempo pasado, en ellos ya no quedan.




















Se trata de una gran superficie de edificacion... no entre en todas, y en las que entre no hice el 100% de su capacidad cubierta... el valor no es la ausencia del miedo, es la conquista de este... sera que no tuve el teson, empeño y firmeza por ser un buen conquistador




















Es en esta edificacion donde mas me llamaba la intrusion de su morada... por sus tres alturas (tiene un gran desvan en el techo), por tu entrada... por tu apariencia mas lugubre.




Una vez calmada mi ansia, codicia o deseo de ver lo que escondia esas paredes... sali de alli con mas aprension de la que yo pense en un primer momento.














Volvi a mi trail... de horizontes, de arboleda... con mi monocilindrico, me gusta ir en pie en ella, segui el curso del rio, esos entornos siempre me satisfacen, atraen al trialero... el agua, los rios siempre fueron parte de nuestros grandes asentamientos en nuestra historia















Aun estaria en edificaciones abandonadas ya conocidas de mucho tiempo atras, donde tiraria de navaja a modo en tenedor para comer de mi lata de atun y fruta que uno lleva para reponer fuerzas







Antes de llegar alli... pasaria por una curiosa "pasarela" que cruza el rio... uno de mis rincones, de esos que cuando visitas te gustan y hacen que pases tiempo observando... como otras veces ya escribi, me acuerdo de Jose Cela... para que es oro el tiempo mas que para verlo pasar acariciandolo







Entre cielos nublados, aguas con mormullo y alfombras color oro... volvi a mi hogar, para con tiempo y ojala con pulso, habilidad y acierto... recordar aquello que trate para poder escribir una vez mas eso de:
Asi lo vivi, asi lo conte
Medel

No hay comentarios:

Publicar un comentario